miércoles, 25 de febrero de 2009

Monumento Natural "Acantilado de El Asperillo"

El Acantilado del Asperillo se encuentra en el privilegiado entorno del Parque Natural Doñana. Entre las poblaciones de Matalascañas y Mazagón y siguiendo el sendero de Cuesta Maneli, se halla el Monumento Natural Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles que se extienden a lo largo de doce hectáreas de costa. Adentrarse para contemplar el paisaje o bañarse en alguna de sus playas son algunas de las opciones para disfrutar de este espacio natural protegido.

Este monumento natural se sitúa en el municipio de Almonte, en Huelva, ocupando una extensión de 12 ha (118.533 m2). Es un acantilado formado por areniscas, sobre el que se desarrolla un sistema dunar semiestable, gracias a la acción del viento. El entorno, además del interés geológico, también tiene valor paisajístico.

Sistema de dunas litorales semiestables formado por arenas de origen eólico y situado en la Playa de Castilla en el municipio onubense de Almonte, dentro del Parque Natural de Doñana. Se trata del acantilado de este tipo más alto de Europa. Se considera una de las formaciones costeras con características geomorfológicos y ecológicas más singulares de la Península, ya que se trata de un acantilado arenoso formado por la sedimentación de arenas de origen eólico y aluvial, materia orgánica y otros materiales. Las distintas capas fueron depositándose a lo largo del tiempo, para que posteriormente las fuerzas de la tierra las elevaran más de 100 metros. Los materiales más antiguos se estiman que tienen entre catorce y quince mil años.

El desmantelamiento erosivo deja ver una estratificación con litofacies arenosas y niveles orgánicos. El color anaranjado de algunas zonas de arena es por el óxido de hierro que transportan las aguas subterráneas. En la evolución de esta paleolínea costera se pueden distinguir dos grandes sectores: el Sector Occidental, desarrollado entre Mazagón y Torre del Oro (Cuaternario Medio) y el sector Oriental entre la citada Torre y la localidad de Matalascañas (Cuaternario Reciente). El oleaje y el viento producen cambios continuos en estas dunas. Desde la extensa playa es posible advertir en sus paredes las distintas tonalidades de naranjas, blancos, ocres y negros que se estratifican originando caprichosas ondulaciones y formas geométricas interrumpidas por cárcavas.




En la zona también observamos el afloramiento del acuífero que se maniesta por la presencia de cañas (Arundo donax) propias de zonas de agua dulce. Y en algunos puntos se ven manantiales denominados chorritos con una vegetación mucho más rica y propia de zonas húmedas como la zarzaparrilla (Smilax aspera). Algunas plantas al borde del acantilado aparecen quemadas por el efecto del aire y la sal en lo que se conoce como "Efecto Spray" que abanderan dando formas espectaculares sobre todo a especies como el Enebro Costero (Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa) o al pino piñonero (Pinus pinea). Este árbol con sus raíces fija las arenas impidiendo el avance de las dunas. Los plantagos (Plantago maritima) colonizan el cabezo resistiendo bien las condiciones de salinidad, insolación y fuertes vientos.

Las dunas que forman el acantilado están estabilizadas en su mayor parte y la vegetación de estas zonas empieza en la playa con Oruga marina (Cakile maritima), Artemisia crithmifolia, Lechetrezna de las dunas (Euphorbia paralias), Caña (Arundo donax), Cardo de mar (Eryngium maritimum), Algodonosa (Otanthus maritimus), en las dunas se puede observar Barrón (Ammophila arenaria), Chupitos (Cyperus capitatus), Corregüela del mar (Polygonum maritimum), Azucena de mar (Pancratium maritimum), Clavelina (Armeria pungens), Espiguilla de mar (Crucianella maritima), Regalíz (Helichrysum picardii), Cuernecillo de mar (Lotus creticus), Alhelí de mar (Malcolmia littorea) , Ononis pinnata , las dunas fijas la forman Pinos piñoneros (Pinus pinea), Sabinas (Juniperus phoenicea subsp. turbinata) y Enebro marítimo (Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa), bivorera (Echium gaditanum), camarinas (Corema album), jaguarzos (Cistus salvifolius, C. crispus, Halimium lycioides, H. halimifolium), romero (Rosmarinus officinalis) y cantuesos (Lavandula stoechas).

No faltan especies invasoras como la Uña de León (Carpobrotus edulis).

En el entorno habitan especies amenazadas como la Tortuga mora (Caretta caretta), la víbora hocicuda (Vipera latasti), el lince ibérico (Lynx pardinus) y el meloncillo (Herpestes ichneumon).


Cómo llegar

Por la carretera que une Mazagón con Matalascañas, en el K. 33 de la A-442, se encuentra un Paraje Natural señalizado que se denomina “Cuesta de Maneli”, Con un aparcamiento a la derecha de la vía en dirección Matalascañas. Desde allí parte un sendero que recorre la “Cuesta de Maneli” con una longitud de 1,2 kilómetros y al final, al límite con la playa, se encuentra el Monumento Natural Acantilado del Asperillo. El sendero se ha pavimentado con madera flotante para poder andar sobre la arena.

Bibliografía

- BORJA BARRERA, F. y DÍAZ DEL OLMO, F. “El Acantilado del Asperillo: Cuaternario reciente y fases históricas en el litoral de Huelva. Publicado en Geogaceta, Nº 15. 1994

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada